Life is a never-ending learning process

Archivos mensuales de enero, 2013

Así se titula la edición del 17 de Enero del programa Padilla en América que dirige el prestigioso periodista de origen mejicano Alberto Padilla, en el que fui entrevistado junto a Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor del Instituto de Empresa y experto en coyuntura económica.

El video-entrevista conjunta se puede ver en este enlace.

En su mayor parte, los planteamientos de Juan Carlos y míos son compatibles y complementarios. Digo complementarios porque en varias de las preguntas apenas me centré en alguno de los aspectos relevantes, dejando cosas en el tintero que completó Juan Carlos.

Donde diferimos fue, además de algunos matices, en la cuestión de la subida de impuestos y su inevitabilidad. Él defendió que, aunque son medidas que puedan perjudicar el crecimiento, fueron inevitables para avanzar hacia la reducción del déficit. En mi opinión, sin embargo, son medidas generalmente contraproducentes para la recuperación e incluso pueden serlo también para el objetivo de reducción de déficit. Hay que tener en cuenta que lo ideal es reducir el déficit sin afectar a la capacidad de generación de riqueza de la sociedad, y eso parecería más factible hacerlo vía recorte inteligente del gasto que vía subidas de impuestos.

Quería mostrarles este gráfico, para mí desolador, aunque seguramente no muy sorprendente.

La pregunta, realizada a 999 inversores, es: ¿Cuál de estas lecciones para la inversión considera es la más importante de los últimos cinco años?

Como ven, la más importante de las lecciones que han aprendido los inversores, es que los gobiernos y bancos centrales continuarán rescatando a los acreedores en problemas. La lección menos elegida por los encuestados del CFA Institute fue que las nuevas regulaciones financieras evitarán fallos sistémicos en el futuro.

Es decir, que próximamente, en el próximo ciclo (si no antes) volveremos a ver fenómenos similares a los vistos en la Gran Recesión, donde entidades sistémicas pondrán en jaque al sistema, y gobiernos y bancos centrales acudirán a su rescate. Ambas cosas (que volverán fallos sistémicos y la percepción de que habrá rescates a entidades en problemas) están íntimamente relacionadas, claro: si uno piensa que las autoridades van a estar detrás de las entidades grandes para lo que haga falta, la asunción de riesgos por la entidad (y quizá más importante, por sus acreedores) será mayor, generando efectos muy perniciosos sobre el sistema financiero en su conjunto (y en consecuencia, sobre el sistema económico).

Esto es lo que gobiernos y bancos centrales han conseguido con sus políticas de los últimos años. Sí, han podido evitar males mayores en algún caso, pero han puesto las semillas para que los problemas que hemos visto en esta crisis financiera, se repitan en el futuro.

Fuente: Business Insider.

Se nos dice que el elevado coste de la deuda pública española nos está perjudicando gravemente, y que si el Banco Central Europeo actuara de manera más enérgica, este lastre sobre las finanzas públicas se reduciría notablemente.

Pero esto es, en el mejor de los casos, solo verdad a medias. Echen un vistazo a este gráfico, donde se muestra el tipo medio de emisión de la deuda pública española desde 1999, que en promedio está en el 4.6%.

Fuente: Jesús Sánchez-Quiñones, “El problema no es la prima de riesgo”

Efectivamente, pese a los aumentos desde 2009, el tipo sigue estando por debajo de la media desde 1999.

El problema, entonces, parece otro. Y no es más que el elevado volumen de la deuda pública, como argumenta el artículo citado de Sánchez-Quiñones. Elevado no tanto si lo comparamos con otros países de nuestro entorno, sino en relación a cómo estaba hace solo unos años.

Recuerdo este gráfico del boletín de coyuntura que publicamos en el Juan de Mariana, donde se ve, en términos comparativos, el galopante ritmo de crecimiento de la deuda pública en términos del PIB:

Aumento mucho mayor incluso comparado con Estados Unidos, cuyo problema de volumen de deuda es muy considerable.

Pero claro, es mucho más fácil para el gobierno culpar a los mercados y echar balones fuera (decir que el problema es el coste de la deuda), que asumir la responsabilidad de una mala gestión (manifestada en el crecimiento de la deuda). Aunque, por supuesto, el gobierno actual del PP no tiene responsabilidad de la gestión de la anterior legislatura ni el legado dejado.



Blogs de Libre Mercado

Archivo

enero 2013
L M X J V S D
« dic   feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899